1

¿Vamos hacia el final de las relaciones sexuales compartidas en vivo y en directo?

¿Vamos hacia el final de las relaciones sexuales compartidas en vivo y en directo?
¿Se empieza a cumplir la profecía de la Ciencia ficción?

En los últimos días me han llamado de diferentes medios de comunicación para que diera mi opinión sobre este fenómeno, parece ser de que estamos perdiendo el interés por las relaciones sexuales compartidas, en vivo y en directo.

Incluso se profetiza una fecha probable de cese de dicha actividad, y aunque en principio nos sorprenda y nos parezca inverosímil, rápidamente nos acordamos de “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, o de múltiples películas de ciencia ficción que hemos visto, y pensamos que puede no ser tan improbable.

Pero baste reflexionar un poco, para que empiecen a fluir preguntas.  ¿Qué tipo de relaciones sexuales no nos interesan? ¿Caricias?  ¿Qué nos masturben? ¿Sexo oral? ¿Sexo coital? ¿Sexo anal?… Además el porno sigue en auge y aumentando, el clásico y los formatos más modernos, el cibersexo, la juguetería erótica, los programas en los medios de comunicación, las apps…¿No es un poco contradictorio?

Es evidente que hay una apertura sexual, información, derechos, permisividad…

También tenemos más conocimiento del cuerpo y su respuesta sexual, y es fundamentalmente a través de la práctica, entonces nos lleva a pensar que la masturbación se practica con más frecuencia. Luego el deseo está ahí.

¿Es posible entonces que el deseo sexual esté, pero que en algunas (o muchas) ocasiones no se lleve a la acción cuando hay otra persona implicada?

Si esto es así podría haber diferentes explicaciones:

Solamente tenemos que pensar un poco en el estilo de vida que llevamos para entender que tenemos más estrés, más preocupaciones, pero también más autonomía individual, más hedonismo, más actividades que nos producen placer,  más distracciones… (Puede tener que  ver con la pirámide de Maslow,  al tener las necesidades básicas cubiertas  van apareciendo otras necesidades y algunas cada vez más consumistas).

Por otro lado, hemos pasado casi de la represión sexual a la sobresaturación: mucha información a veces no informativa, poca educación sexual, expectativas irreales…

Es posible que el sexo se haya convertido, como dice Rita Abundancia, en algo excepcional y “perfecto”, y cómo lo excepcional y lo perfecto no suele formar parte de lo cotidiano, lo vamos dejando hasta encontrar ese momento excepcional que llega pocas veces, porque lo que prima es lo cotidiano.

¿No nos estamos pasando con el prototipo de relación sexual que estamos fomentando?

Relación sexual ideal:  Dedicación y esfuerzo, también disfrute y placer, seducción, juego erótico,  rituales sexuales variados, controlar la eyaculación , mantener la erección, llegar al orgasmo, estar pendiente de si tu pareja disfruta, si quiere que le has eso o lo otro…. ¿Demasiada presión? ¿Demasiado cansado? ¿Pereza?

Acabo esta reflexión, cuestionando también el sincericidio sexual y la conclusión para mí lógica, aunque a priori suene contradictoria, de que estamos en una sociedad muy controladora, posiblemente de las menos libres a nivel personal, el sexo sigue siendo un elemento de control social, por ello es necesario ponerle nombre a todo, etiquetarlo y visibilizarlo, lo que se muestra se controla, lo que no se visibiliza no.

Con ello no quiero decir que no hayamos avanzado mucho en respeto y derechos sexuales, pero la sociedad actual es como un agujero negro, engulle todo muy rápido, sin tiempo a interiorizarlo.

Las personas seguimos teniendo la necesidad de ser etiquetados, de pertenecer a un grupo, a una tribu, a un concepto. Esto, personalmente, me cuesta identificarlo con la libertad personal. Y todo ello posiblemente contribuya a agotarnos un poco, a que nos dé pereza ponernos, y es probable que también a rebelarnos y a sublimar nuestro deseo.
paqui-post

 

 

 

Dra. Francisca Molero

 

Francisca Molero Rodriguez

One Comment

  1. La pereza y un umbral muy bajo de tolerancia a la frustracion , nos sumerge en escenarios de este estilo.
    No será facil echarlos por la ventana por la que se han colado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.